Aunque muchas veces la selección de los mejores destinos Erasmus se ve condicionada por los requisitos lingüísticos, lo cierto es que hay una gran riqueza de destinos y, si se cumplen las condiciones para optar a una de las plazas disponibles, llegar a estudiar en uno de los destinos disponibles cada año para los estudiantes de intercambio.

Pero, ¿dónde hacer el Erasmus? ¿Cuáles son los destinos que más habría que tener en cuenta? Vamos a hablar de los que son los 10 mejores destinos Erasmus para cualquier estudiante español, pero ten en cuenta que hablamos desde un punto de vista académico y de calidad de vida y dejamos a un lado lo sencillo o complicado que puede ser obtener plaza en esa ciudad.

Damos por sentado que cumples los requisitos lingüísticos de cada destino (de los que lo tengan, que ciertas universidades prescinden de él), por lo que no dejes de considerar los destinos que te vamos a enumerar a continuación.

Coímbra, la Ciudad del Conocimiento

Empezamos cerquita. Aunque Portugal ha sido injustamente denostada durante años, lo cierto es que tenemos mucho que aprender de él en cuanto a sostenibilidad medioambiental, enseñanza y políticas sociales.

Coímbra es la ciudad universitaria portuguesa por excelencia, y su tremenda hospitalidad le ha valido el reconocimiento de estudiantes de toda Europa. Además, la calidad de su enseñanza es incontestable y su vida universitaria está repleta de vida.

Dicen que J. K. Rowling se inspiró en los uniformes universitarios de la Universidad de Coímbra para crear las vestimentas oficiales de Hogwarts, lo que le da un toque aún más potente de encanto a formar parte de la comunidad universitaria de la ciudad lusa.

Bolonia: la universidad más antigua de Europa

El epicentro de la educación europea está en esta antiquísima ciudad italiana, una de las que reúne algunos de los mejores atributos locales y continentales. La experiencia gastronómica es exquisita, el nivel de vida es muy parejo al español y el encanto de sus edificaciones clásicas, románicas y renacentistas lo convierten en un enclave sin igual.

Además, su proximidad con Florencia, Venecia o Milán hace que sea muy fácil descubrir Italia siendo estudiante en Bolonia. Su comunidad de estudiantes es una de las más numerosas: se estima que cada año acoge a más de 100.000 estudiantes, por lo que te será muy fácil hacer amigos nuevos y familiarizarse con las gentes de la ciudad.

Praga: ideal entre los destinos económicos

Siempre se ha dicho que ir de Erasmus a República Checa era de las mejores experiencias por el encanto de sus ciudades y por lo barato que es vivir en su capital, y lo cierto es que sigue siendo uno de los principales reclamos entre los estudiantes que deciden explorar nuevos destinos en Europa del Este.

La Universidad de Carolina es una de las más antiguas de esta región, y también una de las que más prestigio internacional ostenta. Además, su enorme ambiente internacional, con una vida universitaria muy activa y festiva, junto con la calidad de su enseñanza superior, hacen de Praga un destino que no te puedes perder.

Heidelberg, el destino bohemio por excelencia

Resulta difícil hacer despuntar solo un aspecto de esta ciudad alemana. Su diseño urbanístico hace que perderse en sus calles sea una maravilla, la calidad de su enseñanza es de las mejores del país, y a pesar de ser una ciudad pequeña, siempre ha contado con la presencia de artistas de todo el mundo.

Es un destino perfecto para explorar, de un modo más sosegado y diferente, la vida universitaria alemana. Además, cuenta con varias universidades privadas, haciendo de Heidelberg un punto europeo donde más oferta educativa se concentra.

Lovaina: todo el encanto belga

Buena parte de la vida activa de esta ciudad de Bélgica tiene que ver con los estudiantes, y Lovaina es una de esas ciudades que rezuma un encanto especial. Es de los mejores destinos para ir de Erasmus por su precio, su nivel de vida y su concepción urbanística, siendo una de las ciudades de Centroeuropa que más arquitectura gótica aglutina.

Aunque su lengua natal es el francés, se puede utilizar el inglés para desenvolverse sin ningún problema. Además, la enorme hospitalidad de su comunidad universitaria hace que sea muy fácil crear nuevas amistades.

Cardiff: enclave universitario galés donde los haya

Uno de los mejores sitios para estudiantes Erasmus de toda Europa es Cardiff. Esta ciudad galesa es un destino ideal porque más de la mitad de su población está formada por estudiantes universitarios, signo de que la fortaleza de la comunidad universitaria es fuerte y está muy cohesionada.

Aunque el nivel de vida es ligeramente más alto que el de España, conocer su universidad en primera persona es una experiencia inmejorable. Además, cuenta con una animada vida nocturna, capaz de amenizar la estancia de cualquier estudiante que forme parte de la comunidad galesa.

Cracovia: festivales universitarios todo el año

Polonia ha sido tradicionalmente uno de los mejores destinos Erasmus de la lista, por la libertad de sus requisitos lingüísticos y por su nivel de vida. Es una ciudad barata, ideal para reunir a estudiantes de todo el continente, y además cuenta con un ambiente universitario único.

Si eres de los que ama ir a festivales y eventos, no te lo pienses más: aunque no sepas cómo elegir la ciudad correcta para irse de Erasmus, sigue nuestro consejo y apunta Cracovia en la lista: es de las ciudades más divertidas pese a no ser de las más baratas. El alojamiento es asequible, su Universidad Jaguelónica es de las mayores y más importantes de Europa.

Ámsterdam: un enclave idílico de Europa Central

Si hay algo que caracteriza a Ámsterdam es su calidad de vida, pero también la gran afluencia de estudiantes que pasan por sus calles cada año y por sus idílicas estampas a orillas de sus famosos canales.

A pesar de ser una ciudad con una gran afluencia de turistas, es un lugar ideal para vivir, y la calidad de la enseñanza pone la guinda al que es uno de los puntos soñados por decenas de estudiantes de toda la comunidad europea.

Innsbruck: la cuna de los grandes estudiosos

El ambiente de estudio que hay en esta ciudad la convierte en uno de los mejores destinos para ir de Erasmus para todo aquel que quiera mantener su alto nivel de calificaciones en su expediente sin renunciar a las posibilidades que otorgan los programas de intercambio de estudiantes.

Una de las bazas de Innsbruck es que combina como pocas las ventajas de la vida urbana y de los enclaves rurales. Eso permite que la ciudad sea el lugar perfecto para casi cualquier tipo de estudiante, ya que cuenta con todo lo necesario para desenvolverse en el plano académico al más alto nivel.

Estocolmo: una fría ciudad que te dará una cálida bienvenida

A pesar de que Estocolmo es considerado por algunos estudiantes como un destino demasiado lejano, ofrece una visión única del viejo continente que vale la pena conocer.

Es de los mejores sitios para un Erasmus pese a su aspecto algo gris: su comunidad de estudiantes cuenta con fuertes lazos en sus universidades y son muy hospitalarios, y la calidad de su enseñanza superior hace que sus universidades, sobre todo la Universidad de Gotemburgo, esté entre las mejores del país sueco.